RiaBlog

Asegúrate de que el dinero llega al lugar correcto

Asegúrate de que el dinero llega al lugar correcto

September 27, 2022 4 min read

Hay miles de bancos en el mundo y realizan cientos de millones de transacciones para sus clientes cada día. Con tanto dinero circulando, ¿cómo se aseguran las empresas financieras de que llega al lugar adecuado y a la persona adecuada?

Las finanzas internacionales son complejas y la terminología que las rodea puede ser a menudo difícil de entender. Para ayudar a desvelar el secreto, a continuación, definimos algunos términos básicos de la banca internacional.

¿Qué es el código IBAN?

Un código IBAN es un número de cuenta bancaria internacional compuesto por números y letras en un formato estándar para identificar las cuentas bancarias. Casi un centenar de países utilizan ya el IBAN, y su estructura ha sido acordada internacionalmente para facilitar las transacciones bancarias y ayudar a reducir los errores de transcripción.

El objetivo del sistema IBAN es homogeneizar los diferentes estándares de números de cuentas bancarias para reducir la confusión a la hora de realizar transacciones internacionales. Antes de que existiera el código IBAN, era frecuente que faltara información importante sobre el direccionamiento de los pagos, lo que suponía retrasos y errores.

Hoy en día, los códigos IBAN son utilizados por muchos países, incluyendo todos los países pertenecientes a la Unión Europea. Pero no todos los países utilizan el código IBAN. Los Estados Unidos, Canadá y la India, por ejemplo, no los utilizan actualmente, aunque reconocen el sistema y procesan las transacciones con códigos IBAN.

Todos los códigos IBAN incluyen la siguiente información:

  • Código de país: un código de dos letras específico de cada país que se coloca al principio del código IBAN, por ejemplo, IT para Italia, PK para Pakistán, QA para Catar.
  • Número de comprobación: un código de dos dígitos utilizado para comprobar los errores.
  • Identificador del banco: un código de cuatro dígitos que es único para cada banco en el país indicado.
  • Número Básico de Cuenta Bancaria (BBAN, por sus siglas en inglés): el número de cuenta individual asignado por cada banco. La longitud del número de cuenta varía según el país y puede tener hasta 24 dígitos.

La norma IBAN que se utiliza hoy en día fue desarrollada por primera vez en 1997 y actualizada en 2020 por la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés).

¿Qué es el código SWIFT?

La Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (SWIFT, por sus siglas en inglés), se fundó en Bruselas en 1973 como norma para las transferencias bancarias internacionales.

El código SWIFT o Código de Identificación Bancaria (BIC, por sus siglas en inglés) es un código internacional asignado a cada banco que utiliza el sistema.

Hasta 2003, cuando la Organización Internacional de Normalización publicó normas para la red SWIFT que fueron generalmente aceptadas por el sector, cada parte de una transacción tenía que llegar a un acuerdo sobre cómo identificar los tipos de transacciones y cuentas. Ahora, el formato de los números de banco y sucursal está estandarizado para los bancos que utilizan el sistema SWIFT, aunque el número de cuenta bancaria individual no forma parte de la norma SWIFT.

IBAN vs. SWIFT

Los códigos IBAN y SWIFT se utilizan a veces de forma conjunta. En algunos casos, se puede solicitar el código SWIFT del banco receptor, aunque se haya facilitado un IBAN. Si estás por enviar dinero a través de tu banco a un país que no utiliza el IBAN, es probable que necesites el código SWIFT del banco receptor.

Los sistemas SEPA y ACH ayudan a agilizar las transacciones regionales

SEPA es la Zona Única de Pagos en Euros y establece un mercado europeo unificado para los mecanismos de pago. Su objetivo es garantizar que los pagos dentro de los 27 Estados miembros de la Unión Europea, los países de la Asociación Europea de Libre Comercio y el Reino Unido se realicen con la misma fluidez que los de un solo país. Los consumidores, las empresas y las entidades gubernamentales que realizan pagos por domiciliación bancaria, transferencia de tarjetas y transferencias de crédito utilizan el sistema SEPA para realizar pagos transfronterizos sin efectivo. El sistema SEPA se introdujo por primera vez en 2008. En 2020, la SEPA cuenta con 36 países.

La Cámara de Compensación Automatizada (ACH, por sus siglas en inglés) se creó en 1974 para facilitar los pagos en EE. UU. Los pagos de la ACH son dirigidos y procesados por la Reserva Federal de EE. UU. o por una empresa privada llamada The Clearing House, que es propiedad de más de dos docenas de los mayores bancos comerciales del mundo. En 2021, la red ACH procesó más de 29 billones de pagos por un valor total de más de 72 billones de dólares.

Las finanzas internacionales pueden ser complejas, pero en Ria nos esforzamos por hacer las cosas fáciles. No es necesario un código IBAN o SWIFT para enviar una transferencia de dinero transfronteriza, dependiendo del método de pago y entrega que hayas elegido.